El nuevo Zelda ocurre en Hyrule y eso es bueno.

El landscape de la ilustración filtrada es claramente Hyrule.


Lo cual hace que un servidor tenga esperanzas sobre la potencial calidad de este nuevo Zelda. No parece ser algo como Skyward Sword, el cual fue un juego de final de la vida de la consola con el que Nintendo no se jugaba nada, al convertirlo en un juego de transición generacional tiene como tarea dentro del set de lanzamiento de NX de vender consolas por lo que Aonuma no puede hacer experimentos raros.

De esto hable en su día, la obsesión de Aonuma de evitar Hyrule forma parte de su despreció hacía el Zelda clásico y después de una década de él como productor y sin el elemento Hyrule clásico en un juego de Zelda creo que ya tocaba y es la demostración de que la saga necesita un renacimiento ya que es un giro de 180º respecto a los últimos juegos de la saga y en especial es una forma de reconocer de manera vedada que Skyward Sword fue un error mayusculo para la saga.

Se quiera o no, un “remake” de Ocarina of Time tendría el mismo efecto que el de Final Fantasy VII. El caso es que Twilight Princess fue visto por mucha gente como una reinvención. A algunos les gusto y a otros no pero el juego sigue siendo el Zelda de más éxito en sobremesa y aunque los Puzzeldos o nieguen el resto de juegos de Zelda que precisamente no ocurren en Hyrule  no tienen la estética de un Zelda y por ello son fracasos comerciales en comparación con los que si. 

Un Zelda sin Hyrule es como un Batman sin Gotham, un Superman sin Metropolis, un Final Fantasy VII sin Midgar. Un Hamlet ocurriendo en la corte del Emperador Chino, es decir… No es un Zelda sino una obra derivada que no despierta las mismas pasiones.

Anuncios