Lo barato sale caro… o mejor dicho… mi gozo en un pozo. (II)

He estado desconectado unos días de todo, bueno, medio desconectado porque en realidad he ido siguiendo lo que ha ido ocurriendo. En todo caso mi entrada es para hablar de mi PS3, cuyo problema ha sido solventado tras la devolución de la consola y la posterior compra del mismo modelo en otra tienda de segunda mano, la cual funciona perfectamente.

Ahora bien… ¿Cual es el objetivo de comprarme una PS3 a estas alturas? El motivo es que desde siempre he sido un Lapsed Gamer y la verdad es que económicamente me renta mucho, a estas alturas cuando los juegos de PS3 están tirados de precio me puedo hacer una buena colección por poco dinero y disfrutarlos tranquilamente en mi casa de manera relajada para poder calmar mi ansiedad. Sinceramente la basura que hay en internet me crea más ansiedad y en ningún momento creo que tener una PS3 con una buena colección a estas alturas sea una mala compra dado el valor en horas de juego y momentos que puedo sacar en los meses venideros. En cuanto a la colección, aún la estoy construyendo y estoy pensando en un blog paralelo de reviews a destiempo.

¿El motivo real? Estoy haciendo un curso de diseño de juegos y no tengo consola de sobremesa. Si, así de triste es y empezaba a cogerle asco al curso por el hecho de que no podía jugar. Esto era como hacer un curso de cine sin poder ir al ídem, a cualquiera la desesperaría esto. Es más, como he dicho antes internet acaba creando un nivel de ansiedad enorme, sinceramente mucha cosas me ponen de los nervios y eso no es bueno para mi. En realidad no lo sería para nadie.

Anuncios