El AntiGamerGate en España no lo necesitamos, gracias.

El GamerGate es en realidad como el monstruo del armario, el hombre del saco… de cierta gente, porque la obsesión paranoide y esquizoide en contra del movimiento no es normal, bueno, es normal porque siempre son los mismos llorando, la diferencia es que el GamerGate realmente no es un movimiento centralizado y no-organizado, aparte de que su propagación de sus ideas están en los medios realmente libres como twitter, youtube, wordpress… donde la gente se puede expresar libremente y donde no se genera una narrativa.

En cambio el AntiGamerGate es un movimiento que aparece en medios convencionales, independientemente si son en papel o no, con una narrativa cohesionada y consensuada entre ellos pero 0 demostraciones, las tres o cuatro locas de siempre y el grupo de tontos del culo riendo las gracias a las impares y de matones a las pares. En fin,  el ejemplo que os traigo viene de un medio español esta vez.

Pamplinas

Por supuesto, porque un movimiento que pide que en la prensa de los videojuegos haya ética profesional periodística son pamplinas. En todo caso… ¿Quien esta tal Whithey Hills? En realidad no importa en todo esto ya que no es más que una pieza más de la narrativa para que no le prestéis atención al mago detrás de la cortina, sino a la noticia en si que es la distracción desde donde escampan la narrativa.

Wizardbehind

El GamerGate es un movimiento a favor de la ética en la prensa de videojuegos y si por falta de ética se tiene que atacar a una mujer se ataca. ¿Que hay más igualitario que esto? Claro esta que vivimos en una sociedad donde la igualdad funciona como un diodo, siempre a favor de las mujeres y donde la mayoría han sido educadas para el pataleo y el lloro para conseguir algo y los que les rodean para sentirse inferiores y humillarse para que las nenas lloronas se salgan con la suya.

¿Por qué se critico a Zoe Quinn? Porque su no-juego fue mencionado por los medios y consiguió premios después de que su creadora se abriese de patas ante jueces y periodistas para conseguir la atención. ¿Por qué se critico a Anita Sarkeesian? Porque sus videos son prejuicios y mentiras que ella quiere hacer pasar por la verdad absoluta. Pero es que lo peor es que el GamerGate no ataco a estas mujeres sino a los magos detrás de la cortina y su narrativa estúpida, están dibujando a una corrupta y una mentirosa patológica con aires de grandeza como dos pobres víctimas de un terrorismo inexistente por un motivo muy simple… Quieren continuar con su enorme falta de ética periodística que es lo que ha caracterizado a la prensa de videojuegos todo este tiempo.

Pero es que la cosa va mucho más allá del GamerGate y de los videojuegos, tiene que ver con el fascismo cultural que se ha impuesto sobretodo en las facultades de comunicacion de todo el mundo donde impera el sectarismo del pensamiento único y donde solo un perfil ideológico se saca la carrera y/o consigue el enchufe. Pero lo que realmente mueve al periodista es su mediocridad, en general suelen tener ese complejo de inferioridad porque su carrera no tiene el prestigio de otras y en medio de todo se sientan como un comité de sabios para intentar dictar lo que debe pensar la gente, lo que tiene que escoger y como tiene que vivir su vida.  Pero claro, la gente piensa que el periodista es un ser completamente imparcial, uno de los nuestros, en realidad no es más que un lobo vestido de oveja.

o_wolf-in-sheeps

El periodista intentara comprar tu voto o tu dinero independientemente del resultado de lo que compres o lo que votes. Pero ay de ti que le critiques por su falta de ética y por estar comprado, entonces hará una campaña de desprestigio en tu contra y te llamara cosas horribles como misógino solo porque has puesto de manifiesto su corrupción intelectual y moral en cuanto a la profesión, la cual es informar al votante/comprador en vez de vender su alma por cuatro reales.

¿Molesta tanto el GamerGate a nivel social? No, a quines molesta es a quienes no quiere oir las verdades del barquero sobre ellos, a los que quieren imponer la censura pura y dura, a los de la policía del pensamiento. No necesitamos eso y es muy triste que el periodismo de videojuegos español haya decidido ser no-ético.

Anuncios