Las consolas no están “rotas” (I)

Comentario Original:

Es un articulo muy resumido con titulo sensacionalista. Mejor lee este articulo que esta mejor explicado http://www.levelup.com/articulos/309554/Las-consolas-estan-rotas-y-Nintendo-lo-sabe

De entrada el titulo promete un enorme festival del humor, pero lo mejor es comentarlo, que conste que mientras escribo esto aún ni me he empezado a leer el artículo.

Las consolas están rotas. Reformulo la idea: el concepto de un sistema dedicado sólo a videojuegos no hace mucho sentido en el contexto comercial moderno. Piénsalo por un momento. Compras un aparato de varios cientos de dólares que quedará obsoleto en un lustro. Encima de todo, no tendrá todos los juegos que te interesan, pues si quieres una exclusiva de otra compañía, deberás comprar su consola también.

Jameson

Esto es el sueño de “La Industria”, un sistema universal en el que no exista un fabricante de consolas sino un estandar donde ellos puedan ir realizando los juegos y donde las normas de juego sean consensuadas entre ellos. ¿Sabéis el motivo por el cual deben existir empresas que hagan videojuegos y hagan consolas? Porque es a través de la experiencia de hacer videojuegos que se hacen grandes consolas. ¿Habéis visto alguna de esas empresas de tres al cuarto que montan consolas chinas con Android hacer una buena consola? No hay ni una que lo haya conseguido pero obviemos la memez del autor del artículo.

Los sistemas de videojuegos son obstáculos para que accedas a tus juegos favoritos. Cada una de tus franquicias preferidas son universos a los que buscas entrar de tantas formas como puedas. Jesse Schellrealizó una anotación aguda en su libro The Art of Game Design: debes dar a los jugadores tantas formas para relacionarse con lo que aman como sea posible. En el panorama contemporáneo de la industria tener exclusivas no tiene sentido económico: limitas tu alcance a una sola plataforma, limitas tus ventas y, por ende, limitas tus ganancias. No es fortuito que cada vez veamos menos exclusivas o que éstas se hayan transformado en acuerdos temporales. Titanfall 2 no se quedará en Xbox, Devil May Cry, Final Fantasy y Metal Gear desde hace mucho abandonaron la exclusividad que tuvieron algunas de sus entregas. Piensa también en el fenómeno de las reediciones: quienes se perdieron franquicias enteras ahora tienen acceso a juegos que, de otra forma, sería difícil o imposible disfrutar. La lección que debemos aprender es que los fans quieren acceso a sus universos de entretenimiento preferidos y lo quieren de todas las formas posibles.

Lo de la negrita me ha matado de lo estúpido que es y encima lo adorna con una especie de esnobismo hipster de por medio.

¿Las consolas de videojuegos son un obstaculo? ¿Y no lo son los dispositivos PostPC y el propio PC? Las consolas…

  • No se quedan obsoletas tan pronto.
  • Su coste a través del tiempo es mucho más bajo.

El problema es que además es un ignorante, ignora que el motivo por el cual los titulos abandonaron la exclusividad es porque Sony cogió demasiado poder en la era PS2 con un dominió brutal con bota de hierro gracias a su enorme cuota de mercado.

SonyArrogancia

Lo que “La Industria” no quiere es un fabricante dominando el mercado y que gracias a ese dominio marque las reglas… ¿Como se consigue el dominió de un sistema? Pues haciendo que el grueso de los juegos salgan para esta y no para las demás. Al mismo tiempo si se hace el efecto contrario se consigue el resultado contrario, es decir, la privación de ciertos juegos a una plataforma conlleva un menor interés por la misma.Por lo que para garantizar el equilibrio  que le de ventaja a “La Industria” se ha tendido a la multiplataformidad para que un sistema no domine sobre el otro.

¿Que hubiese pasado en la generación de Xbox 360 y PS3 si se hubiese elegido un sistema por encima del otro? Pues que el mercado sería muy distinto en estos momentos, el éxito de una consola no depende de donde voten los consumidores y esto lo aprendimos dolorosamente con Wii, depende de donde vote el sector y por el momento les interesa mantener un equilibrio que les da poder sobre los fabricantes.

Tal vez tú no funciones así, pero considera al segmento de mercado de los jugadores casuales. Esta gente sólo quiere jugar algo en la plataforma que tenga más a la mano. Hace unos años, ese lugar era Facebook. Corporaciones enteras emergieron para satisfacer sus necesidades y corporaciones enteras se derrumbaron al apostar todo a una sola plataforma. Antes de eso, Nintendo gozó de un éxito incomparable con el DS y el Wii. Hoy en día ese edén sagrado donde el dinero fluye libremente (aunque sólo para algunos) es iOS y Android. En el pasado, tal vez ese gigantesco sector de jugadores hubiera comprado un Wii para disfrutar Wii Sports o un DS para jugar Brain Age en el transporte público. Hoy en día, tienen Crossy Road en su celular y, cuando cambian de dispositivo heredan el modelo anterior a sus hijos o comparten su tablet con ellos. Una generación entera de niños no crecerán con un Game Boy o un Nintendo DS en la mano, sino con un dispositivo móvil con iOS o Android. No conocerán a Mario, que, elusivo, se oculta en plataformas dedicadas sólo a videojuegos, sino a los pájarracos deAngry Birds y la fiesta de diabetes conocida como Candy Crush, aplicaciones que conviven lado a lado con el cliente de correo del trabajo de papá o la app para llevar los gastos de mamá.

Oh no… casualjuascorismo incesante, menuda plaga.

Link-facepalm

Se tienen tan aprendido el discurso y lo leen en todos lados que creen que es cierto cuando realmente el discurso del jugador “casual” fue una narrativa de los medios escrita desde “La Industria”, la cual no quería apoyar a Wii y necesitaba empañar su imagen dentro de las comunidades de jugadores entusiastas. Para que el jugador casual exista ha de existir la “Conciencia de jugador casual” y lo que hay es la “Conciencia de jugador hardcore” y esta última solo existe alentada desde los medios especializados, es decir, es un fraude desde el momento en que sin la participación de estos no se sostiene.

Por otro lado hay una cosa que me resulta cuanto menos curiosa, ¿de verdad me tengo que creer que los niños no van a querer una consola solo porque papa y/o mama les hereda el movil o la tablet? Hay una respuesta mucho más simple a todo lo que ocurre basada en tres puntos:

  • PSP y DS tuvieron una piratería enorme por lo que la idea de que los juegos de portátil deberían ser gratuitos o casi gratuitos ya flotaba antes del boom de los smartphones.nds-backup-flash-cards
  • 3DS y Vita aparecieron en un periodo de recesión económica y hay que tener en cuenta que los niños no controlan el dinero sino que son los padres, esto provoco la anomalía de que los padres cedieron sus dispositivos PostPC antiguos a sus hijos.
  • El modelo de distribución de los juegos en las portátiles esta desfasado, con tal de provocar un cambio en dicho modelo muchos estudios no han apoyado a las portátiles durante esta generación. No porque piensen que estas están muertas sino porque su modelo de negocio para la distribución de contenido les es peor que el modelo estándar que el de los dispositivos PostPC.

En fin, sigamos con el artículo.

¿Por qué deberían conocer a Mario estos niños modernos, si Mario no está presente en las plataformas que ellos frecuentan? Éste es el problema que Nintendo se propuso solucionar al anunciar el día de hoy una alianza con DeNA. Sin embargo, el trato no es tan simple como podemos suponer, pues pienso que la compañía japonesa encontró la forma de solucionar un dilema que parecía irresoluble: ¿cómo mantenerse relevante con las nuevas generaciones de consumidores sin restar valor a sus propias plataformas? Como pocas compañías, Nintendo ha sabido capitalizar su hardware. Las continuas reediciones de sus portátiles son una prueba clara. No por nada han dominado ese espectro del mercado mientras otros han fallado estrepitosamente. Por desgracia, a medida que los videojuegos transitan de producto a servicio, el modelo tradicional cada día es más obsoleto.

El pacto de Nintendo con DeNA es un pacto publicitario, no es la transición de Nintendo a los smartphones sino el uso de las franquicias de Nintendo fuera de las consolas de Nintendo como embajadoras de la empresa de Kyoto. ¿El problema de quien escribe el artículo? Lo que he puesto en negrita… ¿De verdad somos tan lerdos de confundir la forma en la que se distribuye un producto con el producto en si? Los videojuegos no son servicios sino que son productos… ¿sabéis de donde viene toda esa mierda de los videojuegos como servició? De los mismos que aplauden todo aquello que vaya en contra de la propiedad privada, de los que han aceptado la mentira de la la “Licencia de uso”, de los que se hacen pajas imaginando cosas como el contenido por streaming. Porque claro, ahora que las grandes majors del cine y la industria de la música ya no quiere que tengamos películas y discos de música en propiedad nos venden el paso del “producto a servició” y de paso lo trasladamos a los videojuegos.

Perdonad pero…

fuck-you

¿Porque comento lo de la nube? Pues porque eso es la transición de producto a servició definitiva y lo peor es que se esta tomando como una transición natural hacía el futuro. ¿Acaso no es mejor tener el producto en propiedad? Pero estos lerdos no hablan como consumidores ni aficionados sino como loros de repetición de intereses que van en su contra y muchas veces sin saberlo. Es decir, repiten la narración creada desde esos medios especializados sin llegar a cuestionarse ni una sola de las premisas que generan el argumento.

El problema es que los consumidores no controlamos la hoja de ruta, por suerte los videojuegos no son un medio pasivo

Recordemos lo dicho con anterioridad. Las consolas son un obstáculo para que los jugadores accedan a lo que en verdad les importa: el software. Otra forma de decirlo es: los juegos venden sistemas. A medida que la industria se transforma en un servicio de entretenimiento (en oposición a un producto de entretenimiento), la balanza se inclina más y más hacia los juegos y las plataformas dedicadas pierden mayor relevancia. No compras un Xbox porque es de Microsoft, lo compras porque quieres jugar Halo, Gears of War y disfrutar de Xbox LIVE; no compras un PlayStation porque te cae bien Sony, sino porque quieres Uncharted, God of War y que te den juegos gratis con PS+; no compras una consola de Nintendo porque ames la compañía, sino porque quieres Mario, Zelda, Smash., Pokémony otras franquicias más. Sin embargo, dicho planteamiento supone forzosamente una limitación brutal: tus propias plataformas. Tu software exclusivo es al mismo tiempo tu fortaleza y tu debilidad, pues da valor a tus plataformas, pero también te impide explotar un mercado más masivo que el que dominas tú.

Sin comentarios a esta memez de argumento, porque más que nada ya lo he comentado antes lo que pienso.

La solución es ingeniosa. De acuerdo al comunicado oficial, “aprovechando la fuerza de las propiedades intelectuales de Nintendo y sus habilidades para desarrollar, en combinación con la experiencia de clase mundial de DeNA para títulos móviles, ambas compañías desarrollarán y operarán nuevas aplicaciones de juegos basadas en las propiedades intelectuales de Nintendo, incluídos sus personajes icónicos, para dispositivos móviles. La alianza busca complementar el negocio de sistemas de juegos dedicados de Nintendo y extender su alcance dentro del vasto mercado de los usuarios de dispositivos móviles en todo el mundo.” Aquí pongan especial atención al uso de la palabra “operar”, pues un producto jamás “se opera”. Ese léxico corresponde más a servicios.

Nintendo necesitaba desesperadamente una forma de conectar con esos niños con iPad

Básicamente, esto significa que la compañía cedió a las presiones de los inversionistas a medias.

Y llegamos a la madre del cordero, a la gran mentira sobre Nintendo que es decir que los inversores estabán cabreados con Nintendo por no dar el salto a los dispositivos PostPC. Lo cual es falso, estaban cabreados por los malos resultados de los últimos años ya que el valor de sus acciones ha bajado mucho. ¿El resto? Narrativa inventada por los medios occidentales en combinación del interés de “La Industria” de destruir políticamente el dominió de Nintendo en las plataformas de bolsillo generando un clima de opinión concreto.

¿Como lo podría explicar yo? En primer lugar un smartphone tiene un rango de utilidad mucho más alto que una consola y se ha convertido en una pieza indispensable en el dia a dia por lo que casi todo el mundo va a tener uno independientemente si tiene una consola o no. En segundo lugar la bajada en ventas en esta generación de portatiles ha sido por desinterés del público más por el hecho que exista una transición. Precisamente ese argumento que están esgrimiendo es el que se esgrimía durante el 1983-84 en EEUU durante el famoso crash y al final resulto que todo se reducía a que la gente tenía desinterés por las consolas. No hay que olvidar que en realidad son los juegos los que venden sistemas.

¿Por qué digo que el argumento es una falsedad? Bueno, todo mundo tenemos un ordenador en casa.

Personal_Computer_DesktopSuponed por un momento que alguien sale diciendo que las consolas están muertas desde el momento en que todo el mundo tiene un ordenador en casa que reproduce juegos. Al mismo dado que la cantidad de gente con un ordenador es mayor que la cantidad de gente con una consola vamos y hablamos de la enorme cuota de mercado de este frente a las consolas y que existe una transición desde las consolas al PC. ¿Este se ve lógico? Pues este es el argumento que los que hablan que las consolas están “rotas” han ido esgrimiendo los últimos años de forma continuada.

Pero hay un interés más oscuro en todo esto, el interés por apoyar a los dispositivos PostPC por parte de los medios y hablar de dicha “transición” viene de “La Industria”, la cual tiene un interés enorme por cambiar el modelo de negocio de las consolas portátiles. ¿Como consiguen esto? Pues muy facil, con la privación de sus juegos, han aprendido que negando los juegos a una plataforma en concreto el fabricante de esta se acaba doblegando y si no se doblega lo dudaran en destruirlo colectivamente privandole de juegos y construyendo una plataforma alternativa con su apoyo.

¿Como lo se? Pues porque ya lo han hecho en el pasado apoyando la PlayStation de Sony y negando los juegos en Saturn y N64, lo han hecho al negar los juegos de calidad para Wii y dejar de lado a Wii U… ¿hacen falta más ejemplos históricos? Creo que no y creo que la idea se entiende perfectamente por donde voy.

No pienso que veamos algún día un Super Mario Bros. o títulos clásicos en un iPhone o un Samsung Galaxy, pero sí váyanse preparando para un puzzle o juego pensado para un control táctil con Mario, Link o Pokémon. Nintendo necesitaba desesperadamente una forma de conectar con esos niños con iPad que parecen estar en todos lados. Hacerlo no es tan sencillo como relanzarPokémon Red Version y esperar que la gente lo compre por $12 USD. Eso no sólo restaría valor a las plataformas de Nintendo, sino que tampoco sería una estrategia muy efectiva. ¿Quieres triunfar en móviles? Entonces desarrolla productos específicos para el sistema donde vayas a lanzarlo o, mejor aún, una método que te permita ofrecer una experiencia uniforme sin importar la plataforma.

El autor del artículo olvida que para solventar el problema Nintendo solo tiene que implementar el modelo de negocio de los dispositivos PostPC en un sistema dedicado a videojuegos. Es decir, eliminar la distribución física e implementar una tienda de aplicaciones/juegos en la consola donde:

  • Exista la libertad de precios, es decir, la regalía no sea un fijo sino un porcentual.
  • Permita el modelo Freemium, F2P.
  • Todo el mundo pueda acceder a un kit de desarrollo y publicar sus juegos.

¿Acaso no cambiaría esto la situación? Yo creo que si y Nintendo fue terca en dejar los cartuchos en su día y al final aprendió a las malas que tenía que aceptar el cambio de paradigma de por aquel entonces también aceptará el actual cambio de paradigma.

En fin, esto es todo por el momento, se que el artículo original es muy largo y aún quedan cosas, pero ya lo comentare en otra entrada.

Anuncios