Nintendo para subsistir en un futuro tiene que ceder

Esta noticia en GI.biz, uno de los medios que más propaganda le han hecho el modelo Freemium alias Free to Play se puede traducir en lloros.

El modelo F2P basa su subsistencia en el llamado usuario ballena, gente que son un porcentaje muy pequeño de los usuarios pero que gastan grandes cantidades de dinero en el juego a través de los micropagos. Algo que ha provocado una polémica debido a que hay niños de la actual generación con un smartphone regalado por sus padres que se gastan enormes cantidades de dinero, algo que ha llevado que en algunos países el termino “Gratis para jugar” haya sido completamente prohibido por ley.

En fin,  a lo que toca, resulta que Iwata ha dicho lo siguiente sobre los juegos para móvil creados por Nintendo:

Por encima de todo,como marca familiar que es Nintendo, no buscamos cambiar la situación en la que los padres y tutores pueden dar productos Nintendo a sus niños con tranquilidad. En este sentido, queremos prestar mucha atención a como recibimos dinero.

Esto significa que Nintendo en el caso de aplicar una política Freemium en sus consolas lo que hará será aplicarla con una serie de restricciones con las que seguramente muchos creadores de juegos de este tipo no estarán de acuerdo creando así un enorme conflicto y dando a conocer una vez más la incapacidad de Nintendo en cuanto al consenso con terceros, clave hoy en día para subsistir en dicho mercado. En el otro ámbito, el de crear juegos para móvil a partir de sus franquicias,  tengo muy claro que lo que busca Nintendo es diferente a lo que los medios dicen, no buscan una transición completa el F2P sino el hecho de lanzar juegos para smartphones y derivados con su propiedad intelectual para promocionar sus franquicias. Es decir, es muy probable que veamos juegos ya existentes pero con aspecto Nintendo, como ha ocurrido recientemente con Puzzle vs Dragons…

El cual ha acabado teniendo una versión en el mundo Super Mario para 3DS.

puzzlemario

Este es un ejemplo de lo que busca Nintendo para móviles, la simple implementación de sus franquicias en planteamientos ya existentes para juegos de móvil. No buscan quitarse de encima las consolas tradicionales para abrazar la nueva fe y precisamente el hecho de que los medios de comunicación estén informando en un sentido que no es el correcto demuestra el enorme interés de que Nintendo haga un giro de 180º y por desgracia en estos momentos no tienen absolutamente nada para contrarrestar dicha tendencia de pensamiento en cuanto a la visión del mercado por lo que el mensaje anti-consolas portátiles es cada vez más fuerte.

¿Como puede salvar Nintendo los papeles? El quid de la cuestión no esta en el dispositivo sino más bien en el hecho de que las reglas de juego han cambiado y Nintendo se niega a reconocer dichas reglas que son las siguientes:

  • Distribución a través de una tienda de aplicaciones integrada en el producto con libertad absoluta de precios.
  • Acceso al kit de desarrollo de juegos y aplicaciones por parte de todo el mundo y no solo por unos pocos.
  • Desaparición del formato físico y por tanto de la distribución en tiendas.

¿Se puede hacer una portátil según dichas reglas? Por supuesto y es en este punto donde Nintendo puede realizar la llave de Judo…

¿El motivo? Muchos fabricantes piensan que con colocar Android es suficiente, pero el fiasco de las “Consolas Android” salta a la vista y parece que no hay motivación por parte de los fabricantes de estos dispositivos de hacer juegos de calidad para vender su hardware ya que no son negocios integrados. Dicho de otra manera, ni son buenos dispositivos inteligentes (smartphones, tablets…) y tampoco son buenos sistemas de videojuegos por lo que el mensaje del apocalipsis de las portátiles sigue sonando sin que venga dicho apocalipsis. ¿Que ocurre en realidad? Pues que no es que no haya interés por las portátiles sino que estas no son lo suficientemente buenas.

Lo que estamos viendo es un eco del crash de 1983 donde se repetía que nadie compraría una consola nunca más porque los ordenadores eran superiores, el tiempo demostró que la falta de demanda era por la falta de juegos de calidad en las consolas de la época y una vez apareció un sistema que supo solucionar dicha demanda por parte de los consumidores estos se lanzaron en masa a por ese nuevo sistema que fue la NES. ¿Pero cual fue la clave? El hecho que Nintendo fue capaz en su día de llegar a un consenso con una serie de desarrolladores y si no llega a este en ningún momento y no acepta el cambio de paradigma se va a extinguir a una velocidad muy rápida porque no se van a esperar esta vez a ver como funciona el producto, será un simple y tajante “No nos interes” desde el primer día de la presentación.

Precisamente una de estas cosas que Nintendo deberá ceder es la existencia del consumidor ballena ya que muchos juegos F2P sin esa clase de consumidor no se sostienen, por lo que Nintendo tendrá que ceder y precisamente no les conviene actuar como si tuviesen la sarten por el mango y fuesen los amos de todo. El problema es que internamente la propia Nintendo tras el fiasco enorme de Wii U ha tenido que tomar el discurso triunfalista de 3DS cuando esta realmente ha perdido mercado y su rival directa es que ni tan siquiera le ha plantado cara de forma eficiente ya que ni tan siquiera Sony ha créido jamás en Vita. El caso es que el modelo tradicional de las consolas portátiles en lo que a relaciones con editores y estudios independientes ha cambiado por completo, ha habido un cambio de paradigma que tiene cada vez más fuerza y que si Nintendo no lo abraza de cara a la siguiente consola se convertirá en una hecatombe, y ceder no significa lanzar un smartphone, no estoy hablando en ningún momento de un smartphone.

Anuncios