¿A quien coño le importa el feminismo en los videojuegos? A los que hacen negocio con ello

En primer lugar… ¿Que es un videojuego? Pues se trata de un significante compuesto por otros dos significantes que son video y juego, siendo video una palabra de origen griego que significa “ver un juego” o “juego que se ve”. Por otro lado juego en la RAE, en sus dos primeras definiciones de la palabra juego nos encontramos con lo siguiente:

juego.

(Del lat. iocus).

1. m. Acción y efecto de jugar.

2. m. Ejercicio recreativo sometido a reglas, y en el cual se gana o se pierde. Juego de naipes, de ajedrez, de billar, de pelota

¿A que viene toda esta perogrullada? Pues necesito que alguien me explique esto…

feminismovideojuegos

Todo esto tiene un origen concreto, es la decadencia de la narratología como excusa para ver los videojuegos no como un medio lúdico sino como un medio narrativo. Esto ha permitido que críticos de medios narrativos se vean con el coraje de poder entrar sin problemas a criticar a los videojuegos como si tuviesen una narrativa detrás, en especial esto se empezó a poner de moda gracias a nuestra amiga “La Embajadora” ya que sin su material anti-videojuegos y de feminismo de postín toda la narrativa del “femenismo en los videojuegos no existiría”.

Anita empezó haciendo críticas desde una “óptica feminista” de lo que son medios narrativos, pero en los videojuegos no hizo una crítica en sus videos basada en el método de recoger la evidencia y luego sacar una conclusión sino que ya tenía un juicio previo, prejuicio, y decidió tomar las partes que le intereso e incluso las tergiverso adrede en algunos casos con tal de que se adaptasen a sus prejuicios. Cuando el trabajo de Anita fue puesto en duda entonces las críticas a su trabajo pasaron a ser por arte de magia ataques de misoginia a su persona y a ella se la paseo por todos lados como la gran víctima sin que nadie preguntara sobre su trabajo ni quisiera hacer un análisis ya que este es un tema completamente tabú.

¿El motivo de ello? La critica racional no es aceptada por la feministas ya que no se hace utilizando las gafas de género.

GafasGenero3

Lo peor de todo es la siguiente tabla que tiene como origen la propia Anita, donde afirma que el ser racional es algo que solo podemos serlo los hombres, lo cual sirve como justificación implicita a ella y todas las que utilicen su material lleno de prejuicios contra los videojuegos.

I9JZT

La tabla no solo habla de que el ser racional sea un carácter masculino, también la objetividad y la capacidad de decisión. Y no es una compilación de lo más sexista, si leeis el pie dela tabla veréis que pone “Valores para un paisaje televisivo más feminista” por lo que es una compilación de como debería ser el medio, así pues una mujer que no es objetiva ni racional es el modelo femenino de Anita, la cual recordemos que es la que ha introducido el feminismo en los videojuegos.

Mi pregunta es… ¿que pinta el feminismo en los videojuegos? Absolutamente nada pero esto tiene una explicación muy pero que muy simple. De un tiempo a esta parte hemos visto como desde NeoGAF, Polygon, Kotaku y demás medios, donde el juascor necesita sacar su material “intelectual” porque es incapaz de generar ideas propias, han estado hablando continuamente del feminismo en los videojuegos, un tema que no tiene sentido alguno pero que ha quedado completamente marcado en las limitadas cabezas de cierta gente que se traga las narrativas a paladas sin cuestionarse nada de nada.

Lo peor es que dichas narrativas están subvencionadas en todo el primer mundo donde el “género” da dinero en cuantiosas subvenciones que les sirve además para mantener una narrativa en diversos medios, dicho de otra manera, las feministas están utilizando una enorme cantidad de dinero en los medios con tal de propagar su narrativa y es completamente igual que digan falsedades. El ser objetivos y racionales que es lo que pide un juicio justo y realista de la situación no es válido para ellas, la realidad se ha de juzgar desde una “perspectiva de género”, es decir, lo real no es real sino lo que afirma la feminista es real. Es un calla y traga o más bien un…

listenandbelieve

Lo peor de todo es que empiezan a brotar clones de Anita de habla hispana, ya se sabe que Anita no era aficionada a los videojuegos y se empezó a dibujar falsamente como tal y ahora de repente nos vamos a encontrar feministas que tomaran el papel de aficionadas a los videojuegos de palo argumentando lo rechazadas que se sienten en la comunidad con tal de magnificar un problema que no existe.

Lo que nadie se para a pensar es que los videojuegos han llegado a un nivel de madurez donde hay de todo y para todos los públicos al igual que en otros medios que también forman parte de nuestra cultura. Actualmente hay muchas mujeres jugando, en espacios mixtos o espacios femeninos según sus gustos. Lo que ocurre es que han decidido sacar las armas y declarar una guerra en contra de aquellos espacios que consideran masculinos, aunque haya mujeres jugando en esos espacios los consideran masculinidad tóxica, obviamente las feministas en todos los espacios han hecho lo que han querido ya que se han encontrado con la cabeza baja excepto en el de los videojuegos donde se les ha plantado cara.

¿El motivo? Pues que muchas de estas feministas son las mismas que hace unos años consideraban menos que un escombro al chaval que jugaba a videojuegos, una especie de niño que no crecía y los videojuegos la tontería más grande del mundo. Ahora muchas de estas mujeres son pedagogas, docentes, profesoras… y ya vienen con un prejuicio de serie hacía los videojuegos que es el motor de toda esta narrativa de que hay misoginia en el mundo de los videojuegos. En el fondo no es más que una proyección más del concepto “Creepy Guy”, ya que las mujeres en general son hipergamas, buscan a quien ellas consideran el mejor macho o quien esta dentro de su rango de exigencia, los que no entran son “creepy guys” y la gran mayoría de estas feministas tienen muy asociada la imagen del “creepy guy” con el aficionado a los videojuegos, al cual ven como un perdedor, como un ser siniestro y en el proyectan una serie de elementos negativos.

Esto curiosamente lleva a que a las mujeres que son realmente aficionadas a los videojuegos sean completamente retiradas de la ecuación como elementos inexistentes para ser reemplazadas en esos medios por feministas haciendose pasar por falsas aficionadas y una comparsa de perdedores lameculos a su alrededor que son aún peores que ellas. ¿El motivo? Pues que el feminismo no es más que una distorsión del concepto “Cosciencia de Clase” del Marxismo, el cual se define así:

Conciencia de clase es un concepto marxista que define la capacidad de los individuos que conforman una clase social de ser consciente de pertenecer a dicha clase social o rango socio-económico.

La conciencia de género es lo mismo pero cambiando clase por género, por lo que bajo esa regla de tres si un burgues no puede tener la conciencia de clase de un obrero entonces un hombre no tiene la conciencia de genero de una mujer. ¿Entonces que hacen hombres hablando del feminismo en los videojuegos cuando estos de entrada carecen de conciencia de género por su idem? Pero sobretodo la conciencia de genero/clase elimina por completo la voz individual de cada uno para cambiarla por la del estereotipo colectivo y no olvidemos que Anita, que es la fuente madre de todo este movimiento del pseudo-feminismo en los videojuegos piensa que las experiencias y pensamientos de cada mujer no tienen valor y lo que tiene valor es el estereotipo femenino que han creado.

Captura de pantalla 2015-05-06 a las 16.34.44

Este es el “feminismo en los videojuegos” que dicen estos tipos que “viene para quedarse”, un feminismo que anula por completo la voz de las mujeres que son aficionadas y criminaliza a los hombres que son aficionados por la simple de querer controlar la cultura. Eso si, mueve mucho dinero y en tiempos de desesperación muchos no van a dudar en promover dicha narrativa en sus medios a cambio de algún dinero extra.

Anuncios