E-Mail: ¿Apple matara a los videojuegos? (II)

Urian, leyendo me topé con este articulo, en el cual encuentro muchas cosas que convergen en varios temas que has tratado en tu blog; ojalá puedas darle una mirada.
Mil gracias por tu atención.
Lo prometido es deuda y he aquí la segunda parte del artículo, esta vez lo centrare en Apple que es la otra parte de la ecuación. No voy a colocar la información histórica porque me parece de relleno y fuera del argumento principal..
Hoy vivimos una situación inversa. A través de una segunda revolución de la accesibilidad, Apple logró poner en segundo plano a las fortunas informáticas: dispositivos, gadgets. Pero el modelo de negocios implica algo. Si el hardware es caro (y en el caso de Apple son precios premium), el software debe ser lo más barato posible: “El acercamiento de Apple al gaming fue crear app stores y vender juegos por un dólar o darlos gratis. No es gaming premium, tampoco gaming disruptivo. Es gaming de ghetto”, dice el analista Malstrom. La fortuna de Apple está en hardware caro y en una depreciación constante del software. Eso es sinónimo de gaming móvil y los horribles modelos que lo soportan: free-to-play y pay-to-win, sobretodo. Es obvio. Los teléfonos son caros. Los juegos no deben ser caros: pero deben ganar dinero mediante la explotación de vacíos de diseño, venta de bienes digitales y demás.
En primer lugar lo que la gente ignora es que Apple no es un desarrollador/editor de videojuegos. En segundo lugar, Apple no es la que ha impuesto el modelo de negocio donde el hardware es caro y se deja barato el software o incluso se regala. Dicha afirmación tendría sentido si fuese la propia Apple la que se encargase de las dos partes. Vamos, que la depreciación continua del software no es algo inducido por la propia Apple, es más, teniendo en cuenta que Apple se lleva un 30% de lo que paga la gente no me parece muy lógico que estén de acuerdo con esta.
El artículo se llama “¿Apple matara a los videojuegos?” y resulta que nos encontramos con el autor del artículo afirmando implicitamente de que Apple es responsable de esos modelos de negocio cuando lo único que ha hecho Apple es dar libertad de precio y libertad en el modelo de negocio a los que sacan estos juegos. Pero no hay ni una sola palabra en contra de “La Industria” y sus medios a la hora de promocionar el F2P durante los últimos años, por lo visto todo es culpa de Apple. Pues no señores, ni tan siquiera la culpa de la depreciación del software es culpa de Apple sino de…
Slackware-mascot
El uso continuado del significante inglés “Free” en combinación con sus significados “libre” y “gratis” es lo que empezó a crear hace años la mentalidad de que el software debería ser gratis y no tener ningún valor perceptible por el público. Es decir, por malentendimiento general el software que debería ser “libre” paso a ser “gratís” y a partir de ese punto el mundo del software en PC empezó a bajar en picado en cuanto al precio en el mercado doméstico y esto acabo por afectar a los smartphones. Dicho de otra manera, no solo en videojuegos hemos visto una reducción de la tasa de retorno sino en el software en general, pero eso es una dinámica de la que no es culpable Apple.
Lo interesante es pensar que, en el origen, las computadoras personales y los videojuegos, Apple y Atari tenían el mismo ADN: software y hardware integrados a través de la innovación. “Lo crucial del asunto es que nadie reconoce el origen de Apple. La gente no se da cuenta de que Apple se inspiró en Atari para integrar software y hardware y que la diferencia entre Atari y Apple es que Apple reemplazó a los juegos con aplicaciones (…) Lo que Apple hizo fue cambiar el software de juego a aplicaciones. Un camino llevó a las consolas. El otro a la computadora personal”. Por tanto, un Apple o equivalente que se dedicara al gaming sería “la Segunda Venida de Atari”.
La aspiración de Apple en sus inicios no era parecerse a Atari, era tirar mucho más alto y ser la IBM de los ordenadores domésticos e incluso llegar a desbancar a IBM a largo plazo. Tal era la imagen de IBM por aquellos tiempos en el mundo de la informática que la propia Apple se regocijaba que IBM los considerase un rival.
Welcome-IBM.-seriously-ad
Incluso en el anuncio del primer Macintosh basado en 1984 de George Orwell, donde IBM es el Gran Hermano.
Ad_apple_1984_2
Es más, en toda su historia, y fuera de la mejor no nombrar Pippin, Apple no ha tenido jamás nada que ver con el mundo de los videojuegos y tampoco tiene una productora de videojuegos. ¿Entonces porque esa obsesión con Apple? Es sencillo, “La Industria” que es el consenso de los grandes editores no quieren fabricantes capaces de mover consolas por ellos mismos ya que esto reduce su dependencia y Apple es el modelo perfecto, una empresa que tiene medios para hacer una consola de videojuegos pero desgraciadamente para ellos a Apple no le interesa realizar un sistema dedicado.
Sin embargo, con Jobs muerto y la férrea competencia de las compañías asiáticas, el futuro no luce bien para Apple en el campo de la innovación computacional. El analista Malstromprevee que, librado a sus actuales ejecutivos sin imaginación, Apple “se convertirá en un cascarón de lo que fue y se conocerá como una compañía de modas. Su industria será la High Tech Fashion”. No hay competencia allí: Microsoft no puede competir, IBM tampoco, Google tampoco (…) Apple Watch es más moda que alta tecnología. Es tecnología, pero es Apple convirtiéndose en moda pura en lugar de cómputo. Es una señal del futuro”. Es decir, la tendencia más tóxica de Apple, la de una compañía sin sustancia que ofrece lujos high tech a la clase alta, llegará a su triste culminación.
Mientras leía la novela de Ernest Cline que alguna vez reseñé aquí, Ready Player One, no pude evitar pensar en el hecho de que el ídolo del protagonista, James Halliday, era justo eso: Steve Jobs y Nolan Bushnell en una sola persona (con un toque de Gary Gygax). Gaming e informática eran 2 caras de un proyecto gigantesco para cambiar la vida de todos, no sólo para llenar los bolsillos de accionistas sin visión, no sólo la de un grupo de entusiastas dedicados o la de un montón de guettos de consumidores segmentados. ¿Llegará el día? No lo sabemos. Ahora que todo ha fracasado, la gran tragedia de nuestro tiempo es el fin de la innovación. El gaming necesita perspectiva y genio. Pero eso no puede pasar sin cambiar las bases.
Tengo que decir que la gente es muy ignorante respecto al termino accionista, un accionista en una empresa es lo mismo que un votante en una democracia. Es decir, es una persona que ejerce una presión enorme sobre el fabricante y/o el proveedor del servicio y le interesa que la cosa funcione en el mercado con tal de no perder dinero.
En realidad los accionistas de cualquier empresa necesitan tener visión porque es necesaria para valorar donde ponen su propio dinero. El problema es que la gente confunde visión con creatividad, son dos conceptos distintos. Tener visión es el hecho de tener capacidad de juicio sobre eventos futuros, la creatividad no es un juicio de ningún tipo. Pero si por algo la mayoría de gente “creativa” utiliza lenguaje Marxista es porque en el fondo odia el hecho de que haya una fuerza que pueda juzgar lo que hacen,   de ahí a que la figura del accionista que en realidad es una figura que realiza un juicio sea tan denostada por la gente “creativa”.
Dado que Apple ahora es la empresa con las acciones más valoradas entonces sí sumas 1+1 esta claro que Apple tiene la obligación de cara a sus accionistas de mantenerse arriba del todo, es decir, existe una enorme exigencia sobre ellos. Precisamente en la teoría de la disrupción de Christensen este da cuatro puntos por los cuales las grandes empresas se vuelven completamente vulnerables a las innovaciones de ruptura, una de ellas es que acaban teniendo tanto éxito que se ven forzadas a buscar los mercados más lucrativos posibles dentro de sus posibilidades con tal de mantener altos el valor de sus acciones y el mundo de los complementos donde hay una tasa de recuperación muy alta es un mercado altamente lucrativo para Apple. En todo caso, el problema en la informática es que todo tiende a la deflación, eso explicaría porque Apple buscaría meterse en dicho mundo. ¿Pero que tiene que ver esto con los videojuegos? Absolutamente nada, a Apple nunca le ha interesado el mundo de los videojuegos, en esto Iwata tuvo razón unos cuatro años atrás:
“El objetivo de los smart phones y las redes sociales no es el mismo que el nuestro. Esas plataformas no tienen ninguna motivación a la hora de mantener un alto valor en el software de videojuego. Para elos el contenido es algo creado por cualquier otro. Su objetivo es traer la mayor cantidad de software como sea posible, ya que la cantidad es por donde ellos obtienen beneficios. El valor del software no les importa.”
Aplicando la famosa cita de Alan Kay…

Alan-Kay-Quotes-1
… se podría hacer una variación en forma de “La gente que sea sería haciendo videojuegos debería hacer sus propias consolas”, algo que no se aplica a Apple en ningún momento. Sinceramente me hace gracia esta gimnasia mental de intentar atar Apple y videojuegos, sobretodo por el hecho que Apple nunca ha sido una empresa dentro de dicho sector.
En conclusión, no se como Apple se puede convertir en un peligro para los videojuegos, cuando ni es culpable ni responsable de lo que esta ocurriendo.
Anuncios