Valve y el asesinato de los mods

El doblepensar es cuando deliberadamente se oculta, distorsiona o se le da la vuelta al significado de las palabras. Esta expresión se la debemos a George Orwell y su 1984.

Mi opinión es que no hay nada más borreguil y servil que el juascor, se suelen pensar que forman la parte más alta del escalón y esto les hace separarse colectivamente del resto de los consumidores y tener una completa apatía hacía ellos. Solo son un 3% ya que el juascor sin los medios especializados no es nadie ya que gracias a ellos tiene su ración diaria de argumentos proveída en cucharas desde foros y medios especializados no. ¿Su mayor temor? El convertirse en inmundo casual.

Mirad sino este perdedor que pregunta si se ha transformado o no en un inmundo casual por no haber comprado juegos AAA, es decir, los juegos creados por “La Industria”, durante unos seis meses:

Captura de pantalla 2015-04-26 a las 12.10.07

Y es que claro, el juascor es el tonto útil de “La Industria”, aquel que hace colas kilométricas para comprar sus juegos.

GameStopStoreScreen

“La Industria” ha creado un modelo de negocio donde el valor de la mayoría de los juegos esta la narrativa del mismo y la impresión visual del mismo. Ambas cosas tienen para mucha de esta gente un impacto muy corto en el tiempo, es más, los foros y los medios especializados ya se encargan desde el primer minuto en recordarles lo cojonudo que será el siguiente juego, el que se acaban de comprar ha empezado a disminuir rápidamente en valor.

Lo gracioso es que el nivel de servicio de estos tontos es tal que llegan  a aceptar cláusulas anticonsumidor y lo peor es que conociendo dichas cláusulas de antemano muchas veces simplemente se las callan y en los últimos años hemos visto como estas han ido in-crescendo, hasta el punto en el cual empresas como Nintendo que no veían con buenos ojos ciertas condiciones y cláusulas las han acabado colocando en sus juegos por la falta completa de resistencia en el mercado.

Pero la hipocresía aumenta cuando hablamos de la Corporación Valve… siempre la he visto como el clásico funcionario de izquierdas que cobra más que nadie pero que tiene de aparentar austeridad y de ser más pobre que las gallinas. Cuando Gabe Newell aparece en escena no lo hace con traje y corbata, lo hace vestido de nerd para que los tontos se crean que no es un avaro millonario.

 

Que es precisamente lo mismo que hacía Steve Jobs cuando estaba vivo, presentarse con ropa de calle.

Al igual que existía un culto a Steve Jobs existe también un culto a Gabe Newell, al fin y al cabo los fanboys de Apple y de Steam no son tan diferentes.

La diferencia es que Apple como empresa merece más respeto que Valve, eso si, la empresa de Newell conoce muy bien el marketing por las redes sociales con tal de hacer control de daños y controlar el flujo de la información. Se supone que los usuarios más experimentados y con mayor conocimiento han de estar a favor de sus congéneres pero resulta que son unos traidores como he comentado antes, son unos traidores porque compran el discurso corporativo y lo asimilan como propio.

En el año 2012 Valve realizo uno de los movimientos más rastreros del mundo, uno que debería haber significado el declive de la plataforma pero en vez de ello acabaron reforzados. ¿Cual ese era movimiento? El forzar a la gente a aceptar una nueva EULA a punta de pistola siendo la pistola la amenaza de suspenderles la cuenta y perder con ello los juego que previamente habían pagado. Dicho de otra forma, Valve robo la propiedad privada a los consumidores y nadie se quejo porque los medios especializados dependen de “La Industria”, la cual esta obsesionada con los derechos de autor y les gustaría tener su propia RIAA o su propia MPAA, que son el equivalente a la abusiva SGAE.

Con tal de aceptar las medidas draconianas de Steam en “La Industria” les dejaron hacer una cosa muy simple, el poder colocar temporalmente y a un precio imposible de igualar en las tiendas físicas los juegos AAA que habían aparecido meses atrás consiguiendo que Steam tuviese una aceptación entre los usuarios de PC enorme gracias a dichas ofertas. Duros a cuatro pesetas, pero nadie reparo que la quinta peseta era la desaparición de la propiedad privada sobre los juegos en el PC.

Y llegamos a 2015 y lo que ha decidido hacer Valve es la mayor rastrería de todas, la de implementar los mods de pago… ¿El motivo de ello? Simple y llanamente Valve hace años que no hace juegos y lo poco que ha hecho lo han hecho otros… ¿Que mejor si no sentarse en la silla y esperar que otros lo hagan por ellos? En pocas palabras, quieren que los consumidores de Steam sean putas y pongan la cama en este tema. ¿En que consiste? En vez de colocar un botón de donación a los que hacen mods y/o reparan los juegos que salen rotos lo que ha hecho Valve, claro esta que Valve y la compañía que hace el juego se llevan un 75% de lo que recaudarían los mods, lo cual supone una bajeza adicional por parte de Valve.

¿Y con que nos hemos encontrado? Pues con Gabe Newell saliendo de nuevo con su aspecto buenrollero y diciendo lo siguiente sobre la polémica:

No creo que esos problemas sean específicos de los Mods.

¿Entonces de quienes son? Obviamente de “La Industria” que odia los mods por el hecho que son trabajo derivado y creen que se merecen un porcentaje de las ganancias de estas por el hecho de ser una obra derivada. ¿Pero esto afecta a los juascors? No, porque la gran mayoría están pensando en el siguiente juego a comprar y sus dinámicas son distintas. A quienes afectan es al usuario clásico de PC ya que los mods son parte natural de dicho ecosistema y una parte realmente definitoria del mismo, es gracias a los mods que los juegos tenían y tiene una vida útil natural más grande y es por ello que se los quieren cargar colocando el modelo smartphone.

Tened en cuenta que Apple no puede controlar la enorme cantidad de mierda que hay en su App Store… ¿Va a poder controlar Valve la mierda que les llegue en forma de mods? Lo dudo mucho, es más, creo que muchos creadores de mods ahora estarán pensando que si pueden cobrar por los mods y no lo hacen son idiotas, es más, los más inteligentes dirán que para eso se harán sus propios juegos. Los consumidores por otro lado dirán… ¡No he pagado jamás por jugar a un mod! Lo que llevará a la consolización definitiva del PC y la destrucción total de uno de los elementos que definen la plataforma.

Anuncios